La música no se silencia

Un día como hoy pero de 1976, la sociedad argentina era testigo del comienzo de uno de los hechos históricos más aberrantes: el Golpe de Estado al gobierno de María Estela Martínez  de Perón por parte de las Fuerzas Armadas, liderada por aquel entonces por el Gral. Jorge Rafael Videla.

Obviamente todos sabemos lo que aconteció durante los siete años que estuvo instaurada la Dictadura Militar donde prevaleció las torturas, persecuciones, desapariciones y la cual tuvo su remate con la inexplicable Guerra de Malvinas en 1982.

Claro está que la música no estuvo al margen del caos social que se vivía en ese tiempo. Los músicos de la época también fueron víctimas de la represión, mediante censuras, persecuciones y hasta detenidos injustamente por ser considerados “subversivos” . A partir de ese momento, los artistas decidieron implementar metáforas dentro de sus repertorios para poder manifestar su descontento, así fue como surgió las llamadas “canciones de protestas”.

Obviamente dicho accionar no le gustaba mucho a la Junta Militar, lo que llevó a que se decidiera ser más duro con los que estaban en contra del Estado y gracias a ésto muchos cantantes tuvieron que exiliarse a otro países, como por ejemplo Mercedes Sosa, León Gieco, Camilo Sesto, entre otros.

Uno de los casos más emblemáticos fue lo que sucedió a León Gieco: “En 1980 estaba en mi casa y suena el timbre, voy hasta la puerta y allí se encontraba el Gral. Montes, el cual me dijo: ‘Mire, Gieco, conmigo no se haga el vivo. Le juro, que si usted vuelve a cantar canciones de protesta, yo personalmente me encargaré de pegarle un tiro'”, contó en una entrevista el cantante.

Temas como “Las botas locas” de Sui Generis, “Los dinosauros” de Charly García, “Todavía cantamos” de Mercedes Sosa, “Canción de Alicia en el país” de Serú Girán, son algunos de los casos donde la música retrata lo que se estaba viviendo en Argentina.

Según el COMFER, el régimen militar prohibió la difusión de más de 200 temas entre 1978 y 1983. Sin embargo, cuando se instaura nuevamente la democracia con la presidencia de Raúl Alfonsín, la suma de desaparecidos rondan las 30.000 personas.

Lamentablemente  la Argentina tuvo su parte oscura, pero gracias a la búsqueda incesante de las Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de Mayo y la Agrupación H.I.J.O.S se mantiene vigente una historia que no se va a olvidar…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: